Historia y Repercusión Social

Repercusión social

El Club Deportivo Galapagar, fundado en 1969 como una entidad sin √°nimo de lucro, tal y como recoge en sus propios estatutos, es el m√°ximo exponente del f√ļtbol en Galapagar y un hist√≥rico del f√ļtbol regional madrile√Īo.

Sus categor√≠as, desde Chupet√≠n a Senior pasando por Prebenjam√≠n, Benjam√≠n, Alev√≠n, Infantil, Cadete y Juvenil dan cabida a m√°s de 700 jugadores y jugadoras, desde los 4 a√Īos en adelante. Con 35 equipos federados y tres equipos de Chupetines el C.D. Galapagar es una de las entidades deportivas m√°s importantes en cuanto a masa social y a calidad de ense√Īanza de la Comunidad de Madrid. Adem√°s, esta temporada el C.D. Galapagar ha sido reconocido como la mejor cantera de la Sierra de Madrid por Radio Marca.

Cada fin de semana los campos municipales de El Chopo acogen m√°s de 15 partidos que disputan como locales los equipos del Club. Asimismo, los campos municipales de El Chopo son sede federativa de las categor√≠as Prebenjam√≠n, Alev√≠n e Infantil Femenino de la Real Federaci√≥n de F√ļtbol de Madrid, lo que conlleva que todos los encuentros de la categor√≠a se disputen en Galapagar con la consiguiente asistencia de aficionados. En total se ha calculado que la asistencia media cada fin de semana a El Chopo asciende hasta las 2500 personas.

Es importante destacar que los campos municipales de El Chopo est√°n situados en la zona de m√°s afluencia de Galapagar. Rodeado por los dos institutos p√ļblicos, el vel√≥dromo municipal, el Centro Cultural La Pocilla, el polideportivo, las pistas de p√°del y tenis, la piscina cubierta, el gimnasio, la explanada donde se realiza semanalmente el reconocido mercadillo galapague√Īo y a tan solo 300 metros del nuevo Ayuntamiento de Galapagar y la reci√©n construida zona comercial del municipio.

Historia

A principios de 1969, cuando nuestro municipio contaba con poco menos de 4.000 habitantes, se fund√≥ una asociaci√≥n juvenil, llamada¬†‚ÄúClub Juventud 69‚ÄĚ, con sede en los salones parroquiales de nuestra Iglesia. A partir de √©sta, y unido al hecho de que varios jugadores de Galapagar ten√≠an que desplazarse a otros municipios, para poder jugar al f√ļtbol en equipos organizados, ese mismo a√Īo se fund√≥ el Club Deportivo Galapagar, con un equipo aficionado, uno juvenil y uno infantil. Todos ellos de f√ļtbol y poco despu√©s, se incorpor√≥ al Club a un equipo aficionado de baloncesto.

La primera directiva de nuestro Club estaba presidida por¬†D. Mariano Alberquilla Greciano, d√°ndose la circunstancia de que el tesorero era¬†D. √Āngel Su√°rez Mingo, p√°rroco de nuestra iglesia, en la que se venera la imagen de nuestro patr√≥n, el Stmo. Cristo de las Mercedes, en cuyo honor, se organizan estas fiestas patronales el d√≠a 14 de septiembre de cada a√Īo.

Ya en este a√Īo 1969, el equipo aficionado del Club compiti√≥ en lo que se llamaba¬†II Campeonato Sierra de Madrid de Educaci√≥n y Descanso, jugando principalmente contra pueblos vecinos, como Colmenarejo, Collado Mediano, El Escorial, Las Rozas, Becerril de la Sierra, Torrelodones, Las Matas, Los Molinos o Alpedrete.

Nuestro Club jugaba los partidos como local en el campo de f√ļtbol llamado¬†‚ÄúEl Bailadero‚ÄĚ, que estaba situado en lo que hoy son los primeros n√ļmeros de la calle Navalonguilla, pr√°cticamente enfrente del antiguo cuartel de la Guardia Civil, hoy sede de la Polic√≠a Local y de Protecci√≥n Civil. Dicho campo no estaba vallado, ni ten√≠a duchas, ni vestuarios, ni otras muchas cosas que hoy se consideran imprescindibles para poder practicar cualquier deporte.

Durante varios a√Īos el Club sigui√≥ jugando en ese campo en competiciones no federadas, hasta que el 1 de septiembre de 1.972 se inscribi√≥ en la¬†Federaci√≥n Castellana de F√ļtbol. Comenz√≥ a competir como Club federado en la temporada 1972/1973 ya en el nuevo campo de¬†‚ÄúEl Chopo‚ÄĚ, que con m√ļltiples reformas y mejoras se ha convertido en el gran campo e instalaciones adyacentes que hoy disfrutamos y que en la actualidad, constituye uno de los centros neur√°lgicos del pueblo, donde j√≥venes y no tan j√≥venes, se re√ļnen diariamente.

Este primitivo campo que se hizo en 1972, fue construido en terreno municipal, gracias a los esfuerzos de socios y simpatizantes del Club, quienes, de modo altruista, aportaron materiales, mano de obra y maquinaria para poder poner en marcha el proyecto ilusionante de que nuestro pueblo dispusiera de un nuevo campo de f√ļtbol, apto para poder competir a nivel federativo. Como veis, ya desde el principio de nuestra historia¬†los socios han sido un eslab√≥n imprescindible en la evoluci√≥n del Club.

En esta primera temporada, como Club adscrito a la Federaci√≥n Castellana, se nos encuadr√≥ dentro del¬†grupo I de la 3¬™ Regional, con equipos tanto de Madrid como de √Āvila, quedando¬†campeones de grupo y logrando el ascenso a 2¬™ Regional. Donde jugamos en el¬†grupo II, llamado de Provincias,¬†en el que nos enfrent√°bamos a equipos de Madrid, Segovia, Cuenca, Ciudad Real, Guadalajara y Toledo, con todo lo que ello supon√≠a a nivel de desplazamientos y sus correspondientes costes.

Tras varias temporadas compitiendo sin interrupci√≥n en unas u otras categor√≠as, con mejores o peores resultados, no fue hasta la temporada 1975/1976, cuando ascendimos a una dificil√≠sima¬†1¬™ Regional. Destacar que en la temporada siguiente, 1976/1977, nuestro Club absorbi√≥ a¬†La Navata¬†C.F., llam√°ndose a partir de entonces, como primer equipo Aficionado ‚ÄúB‚ÄĚ de nuestro Club,¬†C.D. Galapagar-La Navata, que compet√≠a en¬†3¬™ Regional.

En la temporada 2009/2010 el Club da un paso muy importante en su devenir hist√≥rico al constituir su¬†primer equipo femenino. Desde entonces, el Club ha seguido apostando por el f√ļtbol femenino y esta temporada tendr√° hasta cuatro equipos femeninos.

A lo largo de la ya dilatada historia del Club, han sido muchos los socios, jugadores, entrenadores, directivos y simpatizantes que han hecho posible que hoy esté el Club en la situación en la que se encuentra, habiendo existido épocas tanto de luces como de sombras, y siendo imposible enumerar a todos ellos.

No obstante, no queremos dejar de nombrar a los que, en este largo per√≠odo de tiempo, dieron un paso al frente para asumir la presidencia del Club, quienes, por orden cronol√≥gico, fueron, adem√°s del ya citado¬†D. Mariano Alberquilla Greciano, D. Jos√© Mar√≠a Mart√≠n Esteban, D. Jaime Rivero Romero, D. Jos√© de Castro Miguel, D. Jos√© Tom√°s Rom√°n Capelo, D. Eladio Greciano S√°nchez, D. Antonio Miguel de Miguel L√≥pez, D. Vicente Berrueco Rubio, D. Eugenio del Pozo V√°zquez, D. Nicol√°s Arias S√°nchez, D. Jes√ļs Greciano Alonso, D. Emilio Greciano Guada√Īo y D. Jorge Antonio Greciano Fern√°ndez.¬†Sin olvidar a todas las personas que formaron sus juntas directivas.

Gracias a la dedicaci√≥n y al esfuerzo de todos ellos, que a lo largo de los a√Īos han dedicado una cantidad enorme de tiempo y esfuerzo al Club, incluso en momentos de grandes dificultades, hoy podemos presumir de que nuestro Club cuente con¬†35 equipos federados, de prebenjamines a aficionados, y¬†710 jugadores y jugadoras, siendo referencia como escuela de f√ļtbol, no s√≥lo en la Sierra, sino tambi√©n en la Comunidad de Madrid.

En las √ļltimas temporadas muchos equipos del Club han logrado ascensos de categor√≠a. La pasada temporada nuestro Aficionado ‚ÄúA‚ÄĚ estuvo a punto de ascender a Tercera divisi√≥n. Y, sin duda, ser√≠a un broche de oro en nuestro 50¬™ aniversario conseguirlo esta temporada, para que todos nosotros, como galapague√Īos, nos sintamos a√ļn m√°s orgullosos de nuestro Club y de nuestro pueblo.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.