«Poner un techo al Club no tendría ningún sentido. La intención es la de seguir creciendo y que nuestros seguidores siempre estén orgullosos de su Club”.

Desde el inicio de la actividad el comportamiento de los jugadores y de las familias ha sido ejemplar, entienden a la perfección la situación en la que estamos” destacan los dos directivos del Club Deportivo Galapagar.

 

Jorge Vázquez cumple su quinta temporada como Director deportivo del C.D. Galapagar. Por su parte, Jose María Escudero es el Coordinador de Fútbol 7. Además, ambos son miembros de la actual Junta Directiva del Club. Vázquez y Escudero analizan el inicio de una temporada muy diferente a todas las anteriores.

 

Pregunta – Nos encontramos ante una temporada diferente a todas las anteriores. ¿Qué problemas os habéis encontrado en la planificación de la misma?

Respuesta – El principal problema es la situación que está generando en el ámbito deportivo el COVID19, desde el cumplimiento del estricto protocolo impuesto por parte de la RFFM, se ha disminuido la ocupación de los campos y los tiempos de entrenamientos para evitar que distintos equipos coincidan en los mismos espacios, el no poder usar los vestuarios o tener que desinfectar todo el material, por ejemplo, son muchas pequeñas cosas que son un reto y una responsabilidad a nivel organizativo.

 

P. ¿Qué esperáis de la temporada 2020-21? ¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado el Club de cara a esta temporada tan atípica?

R.– Lo que esperamos es que se pueda disputar, por supuesto porque sería una buena noticia en cuanto a que significaría que la situación actual habría mejorado y también porque nuestros jugadores y cuerpos técnicos trabajan para poder disfrutar de la competición y poder demostrar su nivel.

El objetivo de nuestro primer equipo es competir por el ascenso. Entendiendo que es una temporada extraña donde los tiempos de pretemporada y competición son distintos y van a alterar la preparación y el rendimiento de todos los equipos, confiamos en el cuerpo técnico y la plantilla para ocupar puestos de arriba y, a pesar de saber lo difícil que es, intentar disputar los últimos partidos haciendo soñar a todos los seguidores.

En cuanto al primer equipo femenino ya vemos que está comenzando a obtener los resultados de los primeros años de formación de nuestras jugadoras, que han crecido junto al club y que dan forma a un equipo cada vez más competitivo que va dejando de ocupar los últimos puestos de la tabla para a corto plazo luchar por ascender de categoría.

Con respecto al Aficionado B, intentar mantener la categoría es el objetivo deportivo, que nos permita seguir compitiendo en la Primera Regional para que nos ayude a continuar formando jugadores para que desarrollen todo su potencial y pasen a formar parte del bloque de jugadores importantes del primer equipo. En cuanto al Juvenil A creemos que es una temporada en la que podremos disputar el ascenso y volver a competir en categoría Autonómica.

A nivel de Categorías Inferiores el objetivo es claro, conseguir que nuestros jugadores puedan jugar y competir los fines de semana, que sigan disfrutando del fútbol y que al finalizar la temporada sean mejores jugadores y personas que cuando la comenzaron. Se aprende tanto en los entrenamientos como en la competición y en edades formativas es importantísimo que lo se corte esa progresión. En club en los últimos años ha ido mejorando las categorías en las que juegan sus equipos y eso ayuda a formar mejores jugadores, pero a ningún entrenador del Juvenil B hacia abajo se le exigen resultados.

 

P. ¿Cuándo creéis que empezará la competición oficial?

R.– Nosotros tenemos que trabajar con los datos que manejamos a día de hoy y es que la competición va a comenzar el 15 de noviembre. No podemos saber qué pasará en el futuro pero tenemos que ser previsores y tratar de planificar en base a las informaciones de la RFFM.

 

P. ¿Cuáles son vuestras funciones en el Club?

Jorge Vázquez – Todos los directivos que nos sumamos a este proyecto tenemos unas funciones comunes que afectan al funcionamiento general del club y unas específicas, que en nuestro caso es el Área Deportiva. Existen otras como el Área de Comunicación o de Marketing en las que creemos que trabajar con áreas concretas aumenta la eficacia. Yo me encargo como Director Deportivo de los equipos aficionados y del primer equipo juvenil, tratando con los cuerpos técnicos e intentando que tengan todo lo que el club les pueda aportar. También soy quien, junto con nuestro Presidente, trata con la RFFM y realiza las gestiones oficiales necesarias para que todo lo relacionado con nuestra Federación se haga en tiempo y forma.

Jose Mª Escudero – A parte de las funciones de directivo desempeñó el trabajo de Coordinador de F-7, revisar el trabajo de los entrenadores, control de asistencia de jugadores, asesoramiento metodológico… por otros lado está Jorge Greciano es el Coordinador de F-11 y nuestro trabajo es supervisado por Luis Carlos, el Director de Futbol Base y principal responsable de las categorías inferiores del Club.

P. ¿Qué mensaje les daríais a las familias de los jugadores para la nueva temporada?

R.– Son muchos los cambios que nos estamos viendo obligados a hacer, sobre todo desde la Junta Directiva les pedimos comprensión y un esfuerzo extra a la hora de estar atentos a las notificaciones de la Escuela. Y sobre todo responsabilidad a la hora de cumplir los protocolos, la verdad es que en el mes y medio que llevamos desde el inicio de la actividad el comportamiento de los jugadores y de las familias ha sido ejemplar, entienden a la perfección la situación en la que estamos.

 

P. ¿Y a entrenadores y jugadores?

R.– Paciencia y responsabilidad. A todos nos gusta competir y es complicado entrenar sin jugar cada fin de semana, esperemos que la competición comience en noviembre y eso va a depender en gran medida de la responsabilidad de los jugadores, ya no solo en el ámbito deportivo sino también en su ocio.

 

P. ¿Cuál es la filosofía del club actualmente?

R.– Como bien dijo el presidente el pasado boletín el trabajo es una pieza fundamental de nuestro proyecto y es aplicable a todas las áreas del Club. Tratamos de inculcar a nuestros jugadores la cultura del esfuerzo y partiendo de esa premisa cualquier objetivo es más alcanzable.

 

P. ¿Cómo creéis que influye esta filosofía en el club?

R.– Influye en todo, hoy en día en el mundo del fútbol no vale con ser bueno o hacer las cosas bien, y esto es aplicable tanto a los futbolistas, como entrenadores o coordinadores. Existe una gran competencia en este mundo y si quieres destacar no vale sólo con la calidad, hay que esforzarse y tratar de dar lo mejor de ti en cada situación para destacar.

 

P. ¿Qué proyectos se han puesto en marcha y cuales están previstos a corto/medio plazo en el C.D. Galapagar?

R.– Existen proyectos muy bonitos que han tenido que verse frenados. El año pasado firmamos un convenio de colaboración con la Fundación Mareo Del Real Sporting de Gijón para desarrollar la Escuela de Tecnificación y una Escuela de Padres, pero con la situación generada por la pandemia nos hemos visto obligados a pararla por falta de recursos. Se prevén tiempos difíciles y el principal objetivo es afianzar lo que ya hemos conseguido para poder crecer cuando la situación mejore.

 

P. ¿Qué consejo le daríais a los chicos y chicas de la Escuela que sueñan con jugar algún día en los primeros equipos?

R.– Que se diviertan entrenando es lo principal para crecen como futbolista. Cuando llegas a una edad supone un sacrificio el compaginar con éxito el fútbol con los estudios y el ocio, pero si disfrutas entrenando es más fácil alcanzar el equilibrio perfecto.

 

P. Para finalizar, ¿dónde creéis que está el techo del C.D. Galapagar?

R.– Poner un techo no tendría ningún sentido. Nuestra intención es la de seguir creciendo y cuando lo hagamos, no dejaremos de trabajar o nos conformaremos con haber llegado ahí y nos relajaremos, continuaremos trabajando para que los objetivos no dejen de ser ambiciosos y que nuestros seguidores siempre estén orgullosos de su club.

 

Comentarios de Facebook